domingo, 12 de junio de 2011

CEMENTERIO DE BARCOS

       Encontramos este sitio cuando remábamos por el río Odiel. Tuve la misma sensación que cuando vi un cementerio de elefantes en el cine siendo niño: un desasosiego enorme.
       Estos barcos fueron un día pesqueros y pequeños paquebotes, barcos de madera para la pesca de bajura y para el transporte de mercancías. De algunos sólo quedan las cuadernas semienterradas en el fango, como esqueletos de animales prehistóricos.







5 comentarios:

  1. Para hacer estas fotos "hay que mojarse". De nuevo los kayaks lo hacen posible. Esto requiere su técnica, no te creas. Puede que estés enfocando una escena que te parece interesante y, cuando miras a ver, el viento y la corriente te han llevado a punto de chocar con la ruina de un enorme mercante. Cuando te das cuenta, experimentas una sensación que podría definirse como "cagarse de miedo".

    ResponderEliminar
  2. El costillaje semienterrado de una nave, restos de un casco oxidado emergiendo del agua, una maroma podrida que flota amarrada a algún sitio que no ves, un mástil a punto de caerse, el puente derruido de una embarcación,... hay un no sé qué que flota alrededor de cada barco y que, al mismo tiempo, asusta y atrae.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien suena todo eso. Entre lo que habeis escrito y las fotos dan ganas de ir a visitarlo!!

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Buscando online información sobre cementerio de barcos, me encontre con tu blog. Me podrías mandar un email diciéndome donde has realizado estas fotos. Me gustaría ir a verlo en persona. Muchas gracias
    Este es mi email
    carlos.aires@hisk.edu
    Un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
  5. Hola, Carlos. Te envío a tu correo una captura del Google Maps donde puedes ver este cementerio. También te detallo las formas de llegar hasta allí. Espero que disfrutes. Saludos

    ResponderEliminar