jueves, 2 de febrero de 2012

PUEBLO MINERO SAN MIGUEL

Las minas de San Miguel, junto al cauce de La Escalada, fueron explotadas desde los tiempos de los tartesios y de los romanos aunque, como casi todas las minas de Huelva, pronto cayó en el olvido. 
Es a mediados del siglo XIX cuando comienza su mejor época de producción de pirita y calcopirita.
El poblado minero que se levantó para albergar a los trabajadores contó con viviendas, talleres, oficinas, hospital, escuela, iglesia, cuartel, carpinterías y cuadras. 
Las imponentes ruinas de la Casa de Dirección aún delatan la importancia de esta mina que dejó de funcionar definitivamente en 1970.


















6 comentarios:

  1. Me asombra que el poblado contase con tantas instalaciones. Hoy en día hay pueblos enteros que carecen de la mitad de las cosas ... ¡Gracias por las fotos!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exceptuando Riotinto y Tharsis, ésta fue una de las minas de mayor producción de la provincia de Huelva. A decir de los viejos mineros que la habitaron y que aún viven dispersos en pueblos cercanos, el poblado llegó a ser prácticamente autosuficiente. El hecho de que sea un lugar poco transitado y no demasiado accesible hace que aún haya bastantes restos. Saludos

      Eliminar
    2. Ahí van más datos sobre este lugar: San Miguel tuvo su propio ferrocarril (San Miguel-Tamujoso) que, con un ancho de vía de 0,762 metros, contó con un extenso parque móvil, en el que se incluían cinco locomotoras de vapor, una de las cuales aún se conserva formando parte del mobiliario urbano de Mieres.

      Eliminar
  2. donde se encuentra exactamente? la localizacion me refiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El camino que en su día unió este poblado con la carretera N-435 ha desaparecido. Hay que patear los ocho o diez kilómetros o ir en bicicleta. Está a orillas del arroyo Escalada, entre la carretera anterior y el embalse de Olivargas. Un saludo

      Eliminar