domingo, 10 de noviembre de 2013

EXPO 92

Las más de doscientas hectáreas que ocupó la Exposición Universal de 1992 de Sevilla acogió a más de un centenar de países y a unos cuarenta millones de visitantes, durante los seis meses que duró su apertura. Hoy, casi un cuarto de siglo después, la mitad de los pabellones han sido demolidos o trasladados a otras ubicaciones. Los pabellones restantes comparten la penísula de la Cartuja con edificios de nueva planta, propiedad de la Junta de Andalucía muchos de ellos.
Sin embargo, una gran parte de la zona de ocio, así como jardines, paseos y avenidas están en el más completo abandono desde hace años.















2 comentarios:

  1. Hola Antonio. Muy interesante su blog, son lugares muy escondidos (o no), en cualquier caso son otras alternativas. Muchos de estos rincones en la Expo, ahora llenos de chatarra y maleza, los recuerdo con un poco de nostalgia.
    Y gracias por comentar en mi blog, me alegra que le gustase la mesa.
    Un saludo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Creo que a todos los que la visitamos nos da un poco de pena ver este lugar en estas condiciones. Un saludo, compañero

    ResponderEliminar