miércoles, 23 de abril de 2014

CASTILLO DE RIVADENEYRA

No hay demasiados datos de este pequeño castillo toledano que se edificó en pleno siglo XV, cuando ya estas tierras llevaban más de cuatrocientos años en manos cristianas. Si damos por válida esta fecha, podemos decir que es más que probable que no fuese éste un castillo construido con fines militares, sino más bien señoriales y residenciales.
He tenido oportunidad de consultar fotografías tomadas en los años sesenta del pasado siglo y asombra ver de qué manera se ha perdido la mayor parte del edificio en solo cincuenta años. En dichas imágenes se ve la colosal torre del homenaje, de la que en la actualidad sólo queda su muro oeste y un enorme montón de piedras desmoronadas, con una torre semicilíndrica adosada a su parte superior y los restos de lo que debió ser el blasón nobiliario de los señores de Rivadeneyra. 
En la actualidad quedan algunas ruinas maltrechas de la mencionada torre del homenaje y una torre cilíndrica, con alguna ventana saetera, que en su tiempo  estuvo unida al resto del castillo mediante un lienzo de muralla que aún se mantiene en pie. Sobre una de las almenas de esta torre destaca, incluso en la lejanía, la estatua del llamado Cristo de la Porra.













No hay comentarios:

Publicar un comentario