martes, 10 de junio de 2014

POBLADO MINERO DE SAN PLATÓN

Más de una vez me he pateado las antiguas instalaciones mineras de San Platón, sin embargo, nunca había subido hasta el pueblo. Esta vez sí lo hice y quedé sorprendido por el tamaño del lugar. Es necesario subir hasta arriba para ver el gran número de bloques, muy diseminados, de diez y doce casas cada uno. Casi setenta años de abandono han hecho que el acceso a una parte del poblado sea difícil, los caminos que debieron de existir han desaparecido y la maleza ha conquistado casi todo el territorio.
La vista de los meandros del Odiel es incomparable desde las viviendas en ruinas del poblado.















2 comentarios:

  1. Setenta años de olvido y abandono no han podido todavía hacer hincar la rodilla a este solitario lugar. La maleza hace su trabajo pero por el momento permite entrar a alguna de las edificaciones.
    Su aislamiento y su dificultad para acceder a él le dan un plus de misterio a los ya de por si misteriosos pueblos mineros.
    Yo creo que no hay otra provincia con más pueblos mineros vacíos.
    Corta pero intensa vida la de estos poblados.
    Bonita entrada.
    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Setenta años de olvido y abandono no han podido todavía hacer hincar la rodilla a este solitario lugar", qué bonita frase, amigo Faustino. Bonita y cierta, ahí están aún las ruinas que lo atestiguan.
      Un abrazo desde Huelva

      Eliminar