domingo, 15 de febrero de 2015

ERMITA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

A un tiro de piedra del Guadiana y dentro del perímetro de la Alcazaba de Badajoz, aún existen ruinas de un pequeño núcleo religioso formado por varios edificios. Uno de ellos es esta pequeña ermita que fue levantada durante el siglo XV. 
Después de dar cobijo a la cofradía del mismo nombre, se utilizó con fines militares durante la Guerra de la Independencia, al parecer como polvorín; y más tarde, tal y como atestigua una galería repleta de nichos, como cementerio.
Desde hace tiempo, un descolorido letrero en sus inmediaciones nos recuerda que es un lugar en el que hay previstas excavaciones arqueológicas.










 

No hay comentarios:

Publicar un comentario