viernes, 10 de abril de 2015

CASERÍO DE ALMANSA

El caso de este pueblo me recuerda enormemente otro similar: El Torbiscal, no lejos de Sevilla. 
A mediados de los años cincuenta, quizás al amparo también de los proyectos que se iniciaban entonces con el Plan Badajoz, surgió este pequeño pueblo cacereño, a orillas del río Guadalupejo. Nuevas técnicas de riego y cultivos llevaron a buen puerto durante una treintena de años la economía de este poblado, basada en el cultivo de legumbres, cereales y tabaco, fundamentalmente
Trazado de manera racional, el diseño del lugar tiene mucho que ver con los pueblos de colonización que se levantaron en aquella época. Aún pueden verse manzanas completas de casas con originales soportales, la iglesia, construcciones agrícolas y almacenes, y lo que parece un pequeño ayuntamiento en la plaza central, en cuya torre aparece un curioso escudo con tres letras: U, T y C, pertenecientes a lo que parece ser el lema de Almansa: unión, trabajo y constancia, junto a las iniciales del dueño de la finca y alma mater del proyecto, Eusebio González, todo ello enmarcado dentro de una gran A de Almansa.
Dos antiguos vecinos, que viven ahora en el cercano Castilblanco, me comentaban hasta dónde habían llegado el vandalismo y los expolios cuando el lugar empezó a despoblarse; momento en que maquinaria, vehículos a motor, mobiliario, hierro, objetos de la iglesia,... pasaron a otras manos con la mayor impunidad. 
Como tantas otras cosas que no interesan a los gobiernos, el proyecto de rehabilitación de Almansa y su reciclaje como viviendas rurales, que no hace mucho alguien puso sobre la mesa, parece haber quedado en el olvido.

























4 comentarios:

  1. Corta pero intensa vida la que llevaría este lugar sumido ahora en la soledad y el silencio.
    Se le sacó provecho cuando era menester y ahora se le deja que muera ante la total indiferencia de las administraciones.
    Aunque son de construcción moderna, tienen mucho encanto estos pueblos cuadriculados y cortados por el mismo patrón arquitectónico.
    ¡Que belleza desprenden esos soportales!
    Preciosa entrada amigo Antonio, seguro que disfrutaste mucho durante tu estancia en Almansa.
    Tomo nota de este lugar para cuando este por esa zona hacerle una visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Faustino. Tenía muchas ganas de venir aquí, probablemente por su similitud con los pueblos de colonización o por lo efímero de su existencia; tanto que apenas ha habido tiempo de que haya una generación de jóvenes con raíces aquí. Tienes razón, disfruté con mi visita a este lugar en el que aún hay un par de familias viviendo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas tardes,
    He llegado a tu blog por casualidad. Soy Nieto de Alberto García, propietario de Almansa junto a Eusebio González. Mi abuelo y mi tío Eusebio (era hermano de mi abuela) además de cuñados eran socios. Juntos crearon lo que fue el increíble proyecto agropecuario que fue Almansa además de uno de los grupos de empresas más importantes de España en esos años, grupo que operaba en diferentes sectores de la economía. La casa que aparece en tus fotografías junto a la Iglesia era la casa principal de la finca, era la casa de mis abuelos, casa en la que hemos pasado de pequeños vacaciones inolvidables. La parte nuestra de la familia ( herederos de Alberto García) mantuvimos la propiedad de Almansa hasta hace relativamente poco tiempo...
    Cuando quieras saber más sobre Almansa no dudes en preguntarme.
    Saludos y...gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marco, gracias por tu aportación.
      Almansa es un claro ejemplo de que las cosas funcionan cuando se hacen bien, lo que no es muy común últimamente. Había leído algo sobre este lugar y el visitarlo se había convertido en una asignatura pendiente. Pasear por sus calles y por su plaza principal me devolvió a la infancia. No vi a nadie, pero sí había maquinaria agraria y algún perro, gallinas también creo recordar, por lo que supuse que no estaba totalmente abandonado. Si tienes interés en ver algo similar pincha este enlace:
      http://otrasrutas-malatao.blogspot.com.es/2013/10/el-torbiscal.html
      Es El Torbiscal, un caserío agropecuario ya abandonado no lejos de Sevilla.
      Si tienes alguna información sobre fechas, número de habitantes, ... de Almansa, haz el favor de enviármelas. Me imagino que lo que hay en internet es lo que leí antes de visitar el caserío.
      Un saludo desde Huelva

      Eliminar