lunes, 29 de junio de 2015

MOLINO DE LOS ALGARBES

Justo en la divisoria de las provincias de Sevilla y Córdoba y a un tiro de piedra del arroyo de las Culebras, se levanta este molino del siglo XVIII. La placa que está en la cara sureste de la torre, es decir, en la fachada principal, lleva una inscripción que, a pesar de haber sido tapada con pintura roja, aún puede leerse. En ella aparece 1777 como año de construcción.
Gran parte de su fábrica está arruinada, pero todavía muestra la importancia que debió de tener durante los dos últimos siglos.
Sus dependencias, que incluían molino, almacenes para el grano, viviendas y pozo con abrevadero, están dispuestas en torno a un amplio patio central rectangular. El interior de la torre de contrapeso conserva en bastante buen estado las vigas de madera que hasta no hace mucho tuvieron el cometido central del molino.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario