miércoles, 25 de enero de 2012

ALDEA

A veces, cuando uno sigue caminos ajenos a las rutas marcadas para senderistas, ocurre que se encuentra con sitios que no aparecen en los mapas. Nos topamos con esta aldea, casi sepultada por la maleza en las primeras estribaciones de Sierra Morena, siguiendo un camino que no parecía llevar a ningún sitio.
Algunos habitantes del núcleo habitado más próximo, a unos quince kilómetros de aquí, nos aseguraron que quedó despoblada hace unos cuarenta años y que en su mejor época contó con unos doscientos o trescientos habitantes.












VIVIENDA

Esta casa se levanta entre un polígono industrial y las vías del ferrocarril Huelva - Sevilla. En la actualidad, las viviendas de los alrededores y la mayor parte de las naves de esta zona están vacías, posiblemente por la disminución del tráfico de viajeros y mercancias, y por el recorte de los horarios de los trenes, en beneficio del transporte por carretera.








CORTIJO

Este cortijo está junto a una vía pecuaria que recorre parte de la provincia de Badajoz. Sus grandes dimensiones, el número de dependencias y la extensión del terreno en el que se halla hacen pensar en un pasado de bastante importancia, relacionado seguramente con la ganadería y la trashumancia.
Éste es un ejemplo más de cómo las políticas económicas dictadas por la unión europea han ido esquilmando nuestro hábitat rural. 








IGLESIA INACABADA

También llamada Iglesia del Cementerio, la Iglesia Inacabada de Castaño del Robledo es un caso insólito dentro de las edificaciones religiosas de la provincia.
Matías de Figueroa empezó a levantarla en 1788, deteniéndose su construcción seis años después, al parecer por motivos económicos.
A mediados del siglo XIX empezó a usarse como cementerio, función que se prolongó por espacio de un siglo.
Este singular templo, que cuenta con una grandiosa bóveda de cañón y varias capillas laterales comunicadas entre sí, está cedido en la actualidad por la Iglesia al Ayuntamiento.









martes, 17 de enero de 2012

CARGADERO DE MINERAL

Las minas de Aguas Teñidas, Confesionarios y Valdelamusa, entre otras, comenzaron a explotarse en la década de 1880. 
En esta época también se levantó el poblado, poco antes que el cargadero y los depósitos de minerales. 
Aún se pueden ver los gigantescos arcos que soportaban las vías desde donde las vagonetas descargaban por gravedad la pirita de hierro sobre los vagones que enlazaban con la línea Huelva-Zafra.








LOS CRISTOS

El Condado de Huelva no fue una zona en la que abundaran especialmente los cortijos. Sin embargo, hubo algunos que en su momento fueron prácticamente autosuficientes. Éste que aquí vemos contó en su mejor época con una pequeña ermita, un palomar y varios edificios que, aún en la ruina en que se hallan hoy día, delatan su esplendoroso pasado.