domingo, 11 de enero de 2015

PUENTE DE MARÍA GORDILLO


A mediados de los años sesenta, mi madre venía aquí para lavar la ropa y a veces yo la acompañaba para jugar mientras tanto con el agua del arroyo. Por esa época, nosotros vivíamos bastante cerca; de hecho, en uno de los álbumes familiares, tenemos fotografías nuestras en este lugar. Más tarde, este sitio fue testigo de algunas de nuestras correrías adolescentes. 
El puente de María Gordillo fue construido en 1861 sobre uno más antiguo y sobre él pasaba la carretera de Sevilla. Un siglo después, las nuevas instalaciones de la fábrica de cemento necesitaron una carretera más moderna y más cercana, por lo que este acceso quedó cortado a la altura del paso a nivel y sólo se siguió utilizando para dar paso a huertos y fincas cercanas.
Aunque la carretera se ha llenado de baches, el puente de María Gordillo sigue en pie como testigo de otras épocas ya idas.













CASONA ELCANO

Poco he podido saber de esta casa de campo, situada al borde de la carretera N-630, en plena Tierra de Barros.
Lugar de paso durante mi infancia y adolescencia, siempre me llamó la atención su arquitectura y su emplazamiento solitario en medio de una llanura próxima a Almendralejo. 
Su nombre, Elcano, y el escudo de armas que puede verse en su interior dejan entrever cierta importancia en la historia de sus moradores.
Desde hace unos años está vacía y abandonada.