jueves, 5 de septiembre de 2013

FÁBRICA DE CONTRACHAPADO



Estas construcciones pertenecieron a una fábrica de madera contrachapada anterior a la década de los sesenta del pasado siglo. Quedan en pie la propia fábrica, una ciclópea chimenea de hormigón armado y el estanque circular que contenía el agua que enfriaba la chimenea. Existieron también unos almacenes de madera, que fueron demolidos en los años ochenta para construir parte de las naves que forman hoy día el polígono industrial.
Esta fábrica funcionó poco más de una década, quedando abandonadas todas las instalaciones rápidamente. 








FÁBRICA DE ABONO


Esta chimenea está en el islote que conforman el río Carreras y el caño Cuatro Aguas. Pertenece a una antigua fábrica de abonos, conocida por los lugareños como fábrica de guano, que hubo aquí y de la que no quedan más que algunos cimientos hundidos en el barro y la marisma. Este abono se formaba con restos de pescado y con el pescado no comestible que capturaban los barcos del puerto.
La parte superior de la torre lleva la fecha 1820, lo que hace suponer que la fábrica y el almacén a los que perteneció fueran de ese mismo año.
Los isleños más viejos recuerdan que incluso en su infancia ya no quedaban más que ruinas por lo que debió de ser abandonada hace más de un siglo.