sábado, 26 de abril de 2014

MINAS DE LINARES

El paisaje que conforman estas altas chimeneas de ladrillo salpicando los campos de olivos es poco usual y, quizás por eso mismo, altamente atractivo. Estas chimeneas y los edificios que las acompañan corresponden a las minas de plomo de Linares. 
El momento de apogeo de extracción de este mineral fue el último tramo del siglo XIX y el primero del siglo XX. 
Las investigaciones y el posterior descubrimiento del plomo como un metal altamente nocivo para la salud hicieron que la producción empezase a estancarse en las primeras décadas del pasado siglo. Rápidamente la demanda cayó en picado, las minas empezaron de dejar de funcionar y pronto quedaron abandonadas.
Hoy quedan las chimeneas y las ruinas de los edificios más altos asomándose entre los olivos como testigos de una época de esplendor económico en la región que ya no existe.













viernes, 25 de abril de 2014

ALQUERÍA LOS ALMENDROS

Ningún mapa he encontrado donde aparezca este grupo de casas entre las que pasa una solitaria carretera manchega.
Las viviendas se disponen a lo largo de una única calle ortogonal a la carretera. A juzgar por el precario estado de conservación, a lo que ayuda su construcción a base de tapial y adobe, el lugar debe de llevar deshabitado más de cincuenta años.
El color terroso de las ruinas en medio de los campos extensos que las rodean dan al conjunto una apariencia irreal pero llena de encanto.





















CASA DE CASTILLA

Muchas de las pequeñas carreteras que atraviesan La Mancha permiten descubrir desde lejos construcciones o lugares que no nos esperamos. Eso me ocurrió cuando rodaba en dirección a Campo de Criptana. No muy lejos de una carretera no demasiado transitada vi este edificio, a medio camino entre casa solariega y palacete. Al acercarme pude comprobar que formaba parte de un pequeño núcleo de viviendas, almacenes y pozo. 
Se trata de una construcción exenta con tejado a dos aguas  y con cuatro torres cilíndricas, una en cada esquina. El interior está diseñado en forma de casa de labor. Una pequeña escalera frente a la puerta de entrada conduce al primer piso, que está en buenas condiciones si lo comparamos con la planta superior, en cuyo suelo están los escombros del techo, derruido al parecer no hace mucho.
Las escasas reseñas que he encontrado sobre este lugar informan de su nombre, Casa de Castilla, y de su subasta en los primeros años del siglo pasado.
















CHALET PLUS ULTRA

Más conocido como Casa Damas, el chalet Plus Ultra fue construido en 1933 por Pérez Carasa para un conocido empresario. En él se observan detalles de arquitectura náutica y racionalista, que lo emparentan con el Cine Rábida de Huelva.
Su diseño con algunas esquinas redondeadas y su torreta sobre el piso superior le dan apariencia desde la lejanía de barco varado en medio del páramo.
Desde la carretera que conduce al Andévalo no puede verse su gran piscina, su zona de barbacoa ni su patio trasero, posiblemente utilizado como cancha de tenis, pero día a día se puede contemplar su paulatina y agónica ruina.