domingo, 28 de febrero de 2016

CABEZUDOS, UN POBLADO FORESTAL

Recuerdo cuando, a principios de los ochenta, yo traía hasta aquí en el coche de mi padre a mi hermano Fermín, que aún no tenía permiso de conducir, para que viera a su novia. Solo media docena de años depués el poblado quedó abandonado.




La repoblación masiva de eucaliptos comenzó en esta zona en la segunda década del siglo XX, pero no pasó a ser propiedad del estado hasta 1947. Es entonces cuando el Patrimonio Forestal se hizo cargo de la explotación y comenzaron a construirse las primeras casas.


Cabezudos contó durante los cuarenta años que estuvo habitado con un colegio, una iglesia, un consultorio médico, una cantina, un comercio de ultramarinos y un pequeño casino, todo ello sigue en pie hoy día.




En este término municipal hubo otros poblados forestales de los que apenas quedan vestigios, los más importantes fueron Bodegones, El Abalario y La Mediana.







15 comentarios:

  1. Parece ser que hay un proyecto de rehabilitación de la aldea. Actualmente se ha adjudicado una concesión administrativa a una empresa privada con tal finalidad. (Todo ello según informaciones del señor del Patrol que nos echó de la zona. Esa era su función según instrucciones del jefe)

    ResponderEliminar
  2. Sí, tuvimos que hacer las fotos un poco de estranglis, jeje.

    ResponderEliminar
  3. El perímetro de esta aldea está vallado ahora, así que no me extraña que os echaran de allí. Yo visité este sitio hace unos años, cuando todavía se podía entrar libremente. ¿Sabes que el colegio nuevo apenas se utilizó? Al poco tiempo de construirlo, echaron de allí a todos los habitantes. La pregunta es ¿cómo hace la administración las previsiones para gastarse nuestro dinero?

    ResponderEliminar
  4. Esa misma pregunta nos hicimos el viernes. Este día nos saltamos por la parte más alejada de la entrada, esto es, por la otra entrada (o salida, según se mire)y pudimos hacer un reportaje fotográfico más extenso. Fuimos a la parte de la iglesia y las escuelas, la antigua y la moderna. Parece ser que, conforme a las informaciones de personas que habitaron allí antes del desalojo, el nuevo colegio no es que apenas se utilizara sino que en el mismo nunca se llegó a impartir clases.

    ResponderEliminar
  5. algunas veces pasamos por aqui en bicicleta, hace poco tiempo quisimos entrar y el guarda no nos dejó, la unica explicación es que cumplia órdenes del jefe

    ResponderEliminar
  6. Hola, yo estuve en ese colegio desde los 5 a los 11 años. Ahora tengo 33. Es una auténtica pena verlo así, despues de las experiencias tan maravillosas que vivímos todos los que pasamos por alli esos años.

    ResponderEliminar
  7. Yo pasaba las vacaciones de verano ahí, desde el 77 en que nací, y veia, año tras año, como se despoblaba hasta que sólo quedaba mi familia allí, que fue la última en irse, a finales de los 90.
    Creo que mi afición por los lugares abandonados empezó allí, por la fascinación que me producía el ambiente fantasmagórico del poblado rodeado de eucaliptos en las noches de verano.

    Tengo ganas de volver, pero tal y como lo pintais, va a ser complicado entrar...

    Tienes un blog fantastico, me alegro de haberlo encontrado.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, compañero. Seguro que conoces el lugar lo suficiente para entrar por algún sitio. Nosotros nos colamos cerca de las traseras de la iglesia y el colegio. Es el mejor sitio, pero cuidado con el guarda, no tiene cara de buenos amigos, jeje.

    ResponderEliminar
  9. guarda es un quita verguenza hijo de la beteta. llamais guarda a cualquiera xd.
    mi padre era Francisco Bueno Orozco y Antonia Bañez Cruz,viviamos al lado de mi tia Manuela y jaime los dueños del Bar.saludos .mis abuelos Jose Bañez Azeiton y Concha Cruz Reyes,yo aun veo el poblado todos los dias, Trabajo en los retenes de incendios del Cedefo de Cabezudos

    ResponderEliminar
  10. Hola, me encanta tu blog, me ha sido muy útil, soy una Almonteña que vive en París, fotógrafa, estoy realizando un proyecto sobre pueblos abandonados...Me encanta Cabezudos, cuando era pequeña me llevaban allí mis abuelos paternos junto con todos los primos para echar los domingos, me colaba en todas las casas a "investigar" y flipaba con toda la mierda que tenían...para mí todo aquello era un tesoro, emocionante, me preguntaba quién se habría sentado en esa silla o porqué aquella muñeca que me encontré no tenía piernas... dios... cómo marcan algunas cosas en la vida...

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, luego de mayorcita íbamos todos con las motos, cuando aun no estaba vallado jajaj, "comíamos pipas! en las escaleras del colegio... madreee qué recuerdos!!!! y las pintadas de las clases... qué miedito nos daban, un amigo me metió un susto que no se me olvidará en mi puñetera vida jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por participar en el blog, Mary. Como veo que conoces muy bien el lugar, te paso el enlace de la entrada donde aparece la iglesia de Cabezudos, por si quieres echarle un vistazo.
      http://otrasrutas-malatao.blogspot.com.es/2014/05/iglesia-de-nuestra-senora-de-fatima.html
      Probablemente te traiga también algunos recuerdos.
      Un saludo

      Eliminar
  12. Hola me llamo Antonio y a finales de los 70 pasaba los veranos en la Mediana..paraban mis padres siempre a comprar en el ultramarinos de Cabezudos..alguien conocio a los dueños? Se hacia llamar "Nica" creo recordar.. K buenos tiempos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado estuve en La Mediana, aún quedan algunas casas y bastantes restos de los viveros. Una de las viviendas aún tenía el rótulo que la identificaba como la escuela del poblado.
      Gracias por tu aportación y un saludo.

      Eliminar