martes, 19 de diciembre de 2017

CATEDRAL INACABADA

Hace muy poco tiempo, en una de mis recientes incursiones por tierras cacereñas, me encontré con esta joya arquitectónica de la que no tenía noticia.


Se trata de un edificio conventual de grandes dimensiones cuya construcción comenzó en la época de los Reyes Católicos y que aún a fecha de hoy permanece inacabado.


Pasear bajo las inmensas bóvedas de piedra, por las tres naves vacías de la iglesia y asistir en silencio al espectáculo arquitectónico de sus paredes y arcos es una experiencia poco común y hasta cierto punto inquietante.




Se sabe que fue saqueada en 1755, durante la Guerra de Sucesión, y medio siglo después, en la Guerra de la Independencia. Posteriormente la desamortización le dio un nuevo uso, el de mercado cubierto, que duró bien poco, ya que pronto sus paredes y techos sirvieron para cobijar ganados y caballerías de los propios del pueblo.








Este edificio, al parecer construido para ser catedral, sigue inacabado después de más de quinientos años; sin embargo, su visita nos puede servir para hacernos una idea muy aproximada del poder que las órdenes religiosas tuvieron en nuestro país desde la Edad Media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario