domingo, 31 de mayo de 2015

FERROCARRIL DE RIOTINTO

Viendo el escaso parque móvil que subsiste del ferrocarril minero de Riotinto, poco hace suponer que en los inventarios de la primera mitad del siglo pasado aparecieran más de cien locomotoras y varios miles de vagones, entre vagones para minerales, vagones para mercancías, bateas, grúas, vagones para pasajeros, cisternas, vagones aljibe y excavadoras de vapor, entre otros.
La mayor parte de lo poco que queda del patrimonio móvil de Riotinto, al igual que el de otras minas cercanas, está abandonado y olvidado por todos. Uno se pregunta de qué ha servido que la administración lo haya catalogado como Bien de Interés Cultural.
Impotencia y silencio rodean este paisaje rojizo que es testigo de cómo se pudren al sol y a la luvia estos monstruos que no hace tanto tiempo surcaban llenos de pirita nuestro paisaje.











































3 comentarios:

  1. Un reportaje realmente bonito y lleno de policromías. Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, compañero. Un saludo.

      Eliminar
  2. Muy chulo. ¡¡Eres un fenómeno!!

    ResponderEliminar