jueves, 26 de mayo de 2011

POZO DE LA NIEVE

        Mi padre me había hablado mucho del Pozo de la Nieve, me lo describía como un edificio no demasiado común. La familia de su madre era de Salvatierra de los Barros y allí, a los pies de la Sierra de Utrera, es donde está esta construcción de mediados del siglo XVI, compuesta por dos robustos cilindros de mampostería terminados en bóvedas de ladrillos. Estos dos cilindros están unidos en su parte trasera por varias dependencias anejas.
       Este edificio, muy cercano a la Ruta del Temple y no muy lejos de la Vía de la Plata, servía para almacenar y conservar la nieve procedente de las sierras vecinas. La nieve se transportaba hasta aquí aprovechando las bajas temperaturas de la noche y se introducía en estos depósitos, después se apisonaba y compactaba, colocando cada medio metro de altura una capa de paja.
       Los pozos de nieve proliferaron a partir del siglo XVI, momento en que el hielo comenzó a ser muy solicitado para la conservación de alimentos, la medicina y la fabricación de tabacos. Las funciones de estos neveros artificiales continuaron hasta finales del siglo XIX, cuando empezaron a utilizarse las primeras máquinas frigoríficas. Se construían en la cara norte de las montañas y aún quedan muchos diseminados por nuestra geografía. En Andalucía son muy conocidos los de Iznatoraf, Constantina y los del Puerto de los Ventisqueros.  





      

5 comentarios:

  1. Cerca de Guadalupe, pueblo que te trae buenos recuerdos, existen otros Pozos de Nieve. Aquellos están en el suelo no elevados como estos. Sigue así con tu trabajo de recuperación e investigación. ¡¡Ánimo!!

    ResponderEliminar
  2. Mis padres se casaron en el Monasterio de Guadalupe, así que para mí es un lugar con una magia inigualable.
    Gracias por esa información de los neveros de esa zona. La próxima vez que vaya por allí iré a conocerlos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cómo recuerdan las construcciones al convento que describía Umberto Ecco en su libro "El nombre de la rosa"!

    ResponderEliminar
  4. Por curiosidad, ¿cual es el apellido que corresponde con tu abuela materna, que era de Salvatierra de los Barros?. Yo soy natural y vecino de esta localidad y me apasiona el origen de los apellidos y el lugar a donde fueron a vivir, los muchos emigrantes que de este pueblo han marchado; sitio, por otra parte, magestuoso, de historia, paisaje y naturaleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel, bienvenido al blog. Aquí tienes mi correo:
      59arkantonio@gmail.com
      Será un placer compartir contigo la pequeña gran historia de mi familia paterna. Incluso puede que te descubra algún dato que te sorprenda.
      Un abrazo

      Eliminar